Un balance personal

Por Oswaldo Osorio

De nuevo una lista con las salvedades de siempre: es personal y solo le sirve a quienes tengan afinidades con el criterio de quien las hace, es de las películas estrenadas en Colombia durante este año y por eso faltan algunas cintas que no alcanzaron a llegar o nunca vendrán, así como hay otras que el mundo ya las vio hace un año o más.

Más de la mitad es cine europeo, a pesar de que es lo más escaso en la pálida cartelera nacional (¡Así de deplorable está la cosa en Hollywood!), un par de independientes, una latinoamericana y una iraní completan la lista. En esta ocasión no hay cuota colombiana, lo cual es paradójico, porque es el año con mayor producción en toda la historia de nuestro cine: se estrenaron 20 películas y aunque algunos títulos alcanzaron una calidad importante (Chocó, Sofía y el terco, La sirga, La Playa D.C), tampoco hay alguna que sea especialmente significativa.

  1. Le Havre, el puerto de la esperanza (Aki Kaurismakï)

El universo lacónico y poético de este director finlandés siempre está hablando de humanismo. En esta cinta, nuevamente, las imágenes perfectas, los personajes entrañables, las nostalgias de la música y un relato escueto pero contundente son la marca que define a este cineasta único.

  1. El niño de la bicicleta (hermanos Dardene)

Una historia de tristeza y desamparo contada con la frescura y naturalidad de esa puesta en escena siempre espontánea que caracteriza a esta dupla de directores belgas. La vulnerabilidad de este niño, la cruel indiferencia de su padre y la calidez de la mujer que lo acoge calan hondamente en las emociones de cualquier espectador.

  1. El árbol de la vida (Terrence Malick)

Tal vez sea una película pretensiosa y con delirios místicos, pero solo así fue posible lograr crear un universo y personajes con los que la audiencia se vea en la obligación de trascender sus bellas imágenes y el conflicto inmediato que propone su argumento. Porque se trata de un filme que incita a la reflexión y a reconocer en el cine un medio propicio para la revelación.

  1. Looper, asesinos del futuro (Rian Johnson)

La única película de Hollywood de la lista. Cine de ciencia ficción original y bien contado, en el que las secuencias de acción y las rizadas tramas que siempre resultan en las cintas sobre viajes en el tiempo son solo el vehículo para contar una historia con unas implicaciones humanistas y hasta filosóficas.

  1. Melancolía (Lars Von Trier)

Si fuera por este director danés el mundo se hubiera acabado hace tiempo. El cine de Von Trier siempre nos está retando y poniendo a prueba, siempre está queriendo sacar lo peor de sus personajes, y en este caso crea una historia extrema de tristeza y desesperanza que le sirve, como siempre, para hablar de los miedos y las miserias de la condición humana.

  1. Una separación (Asghar Farhadi)

A través de una puesta en escena directa y realista esta cinta consigue dibujar la cultura iraní con muchos de sus matices, una cultura donde la cotidianidad y las relaciones sociales pasan por una ética siempre condicionada por el componente religioso. Un inédito thriller que sorprende tanto por los giros de su trama como por las implicaciones morales de todo lo que en él sucede.

  1. Año bisiesto (Michael Rowe)

Un filme que se entromete en la cotidianidad e intimidad de una mujer, revelando la amargura de su soledad y las pulsiones de sexo y muerte con que quiere salvar su vida. Cine mexicano visceral y de vanguardia que propone una turbadora historia y, de paso, reflexiona sobre las relaciones en un mundo donde los referentes morales han cambiado.

  1. Declaración de guerra (Valérie Donzelli)

El amor y la familia son las armas que propone esta historia para darle la batalla a la muerte. Una cinta honesta y emotiva que reivindica el amor y la vida, sin ser cursi ni sensiblera. Un relato en extremo simple pero sostenido por la intensidad del mayor conflicto que pueda existir en la vida para quienes tienen hijos.

  1. Shame, extraños placeres (Steve McQueen)

Dos vidas vacías llenadas con el vacío del sexo y las perversiones. El amor no tiene cabida en un mundo superfluo y material, y las batallas se libran es contra los demonios internos. Es la historia de dos hermanos y su desorientación afectiva y emocional, la cual los conduce a un estado de angustia y desesperación que buscan ignorar a cualquier costo.

  1. Skyfall (Sam Mendes)

En sus cincuenta años la saga de James Bond supo que era necesario reflexionar sobre sí misma, por eso es una película compleja e inteligente, sin dejar de lado el talante del cine de espionaje. La sofisticación del personaje y las continuas secuencias de acción en esta nueva entrega le dan su lugar a un personaje más ambiguo y elaborado, así como a una trama con mayor peso en sus implicaciones.

Publicado el 30 de diciembre de 2012 en el periódico El Colombiano de Medellín.


 

 

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA