Un musical para Fellini

Por Oswaldo Osorio

Los homenajes pueden terminar siendo emotivos gestos o pretensiosos remedos. Y es que ésta no es una película solamente, sino que también es un clásico del cine como referente, más la obra de un maestro de sueños y delirios de celuloide. Es por eso que esta cinta, dependiendo de cada espectador, inevitablemente se verá de dos formas distintas. Quienes conozcan la obra de Federico Fellini y su filme más celebrado por la crítica (Ocho y medio, 1963), podrán ver una cinta cargada de referencias y sentido cinéfilo; de otra parte, quienes no, verán un musical con un argumento tal vez un poco extraño, pero finalmente con el espíritu del espectáculo y hasta el optimismo propio de los musicales clásicos.

Aunque esta película no es exactamente un remake de aquel clásico, pero sólo por un tecnicismo, y es que está basada es en un exitoso musical que sí se inspiró en la película de Fellini. El musical fue creado por Arthur Kopit y Maury Yeston y se estrenó en 1982 con la aprobación del director italiano. Pero es improbable pensar que el director Rob Marshall no tuvo siempre presente el filme y la personalidad de Fellini al momento de hacer esta película, y eso es una de las cosas que inmediatamente se da cuenta quien conoce dichos referentes.

Podría decirse que esta historia es sobre las tribulaciones artísticas y existenciales de un director, un hombre que es supuestamente un genio del cine, pero que por sus acciones parece más bien un ser cínico y mundano. De esto se desprende una afirmación tal vez herética para muchos, y es que la interpretación que hizo hace décadas el gran Marcello Mastroianni, con su actitud bufonesca e indiferente, acentúa el cinismo y el egoísmo sin escrúpulos del personaje; pero el que hace en esta nueva versión otro grande, el actor irlandés Daniel Day Lewis, deja ver a un hombre angustiado y atormentado, igualmente egoísta pero con una sombra de culpabilidad que lo hace más complejo como personaje.

Se trata, pues, del retrato de un genio atormentado, un retrato un tanto estilizado e intelectual, pero que consigue dejar clara su tesis y las diferentes formas en que se manifiesta este tormento: el bloqueo creativo, las dudas existenciales, la complicada relación con las mujeres y el cuestionamiento de su obra. Es por esto que resulta un personaje complejo y atractivo, un ser asediado por su condición de hombre y artista, a quien la única salida que le queda es la huída, porque sólo el que huye escapa, como decía José Gabriel Baena.

Como del fantasma de Ocho y medio sí no se puede huir al escribir de esta película, habría que decir algo tal vez obvio pero necesario, y es que la diferencia entre ambas cintas la marca la presencia de los números musicales. Esa poética delirante, casi circense y un tanto intelectualoide del filme de Fellini, es remplazada aquí por la poética propia del musical, con su gran sentido visual y dramático, así como con esas escapadas a la creación de realidades más cercanas al onirismo y al mundo del espectáculo que a la realidad. Siendo en general todos de buen nivel, hay algunos números realmente ingeniosos y electrizantes, como el que mezcla la danza Saraghina en la playa con el baile de arena de la diva del hip hop Fergie.

Independientemente del musical en que se basa, esta película es un homenaje y reminiscencia al cine de Fellini y a su autobiográfica película, un homenaje que se cuida de hacer la venia de respeto correspondiente, pero que tampoco se acobarda para dar su propia mirada. Además, tiene en cuenta hacer la conexión directa con el maestro italiano, y esa conexión está dada por Roma, los sesentas, Cinecittà y Sofía Loren (aunque nunca actuó para él).

Publicado el 12 de febrero de 2010 en el periódico El Mundo de Medellín.

FICHA TÉCNICA
Dirección : Rob Marshall
Guión: Michael Tolkin Anthony Minghella
Producción: Marc Platt, Harvey Weinstein, John DeLuca y Rob Marshall.
Música: Andrea Guerra
Fotografía: Dion Beebe
Reparto: Nicole Kidman, Kate Hudson, Daniel Day-Lewis, Penélope Cruz, Marion Cotillard, Sophia Loren, Judi Dench, Fergie, Ricky Tognazzi, Giuseppe Cederna, Elio Germano.
USA – 2009 - 118 min.

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA