El 8 de noviembre se realizará el Lanzamiento de la Primera Fiesta del Cine Latinoamericano de Medellín. El evento es organizado por la Corporación Antioquia Audiovisual y será en torno a la obra y el concepto cinematográfico del director LUIS ESTRADA. A continuación, una reseña de este importante cineasta mexicano, publicada en Generación de El Colombiano el pasado 29 de octubre.

Luis Estrada: La piedra en zapato del cine mexicano

Oswaldo Osorio

En una cinematografía que se ha caracterizado por la tensión entre un cine comercial y un cine de autor, la obra de Luis Estrada marca la diferencia, no solo porque tiende a ubicarse en un sabio punto medio, sino porque, además, lo hace abordando unas temáticas que apuntan a una fuerte crítica política y social, destacándose así en un país donde, pese s sus graves problemas de pobreza y corrupción, tiene una producción muy alejada del cine comprometido.

Aunque este interés por cuestionar la situación del país le viene por herencia, pues su padre fue el célebre director José "El Perro" Estrada, quien también trabajaba estos temas, en los inicios de su carrera se ocupó más de relatos donde los viajes, el humor y las historias emotivas definieron su cine, con películas como Camino a Tijuana (1991), Bandidos (1991) y Ámbar (1994).

Es a partir de su más reconocida obra, La ley de Herodes (1999), que este director despliega ese incisivo sentido crítico para con la realidad mexicana, el cual le ha dado celebridad en las últimas décadas y que ha reforzado con otros tres títulos, igualmente comprometidos con estos temas, convirtiéndolo en una verdadera piedra en el zapato para los gobernantes de turno, quienes ciertamente han intentado censurarlo a través de distintos medios.

Siempre con el guionista Jaime Sampietro y el actor Damián Alcázar como compañeros de armas, Estrada en esta película ubica el germen de la corrupción décadas atrás cuando todavía se hablaba de la bien amada revolución. Luego, en Un mundo maravilloso (2006), de forma descarnada e irónica, dio cuenta de la pobreza y grandes diferencias sociales de su país; así mismo, en El infierno (2010) expuso con sardónico cinismo la degradación social y la espiral de violencia en que el narcotráfico ha  envuelto a México; y finalmente, con La dictadura perfecta (2014) puso al día su denuncia a la corrupción política e institucional que se ha apoderado de la nación.

El cine de este director se caracteriza por su humor oscuro, la truculencia física y moral, la precisión narrativa y una concepción visual que no olvida que el cine es un arte, aun ese que tiene como principal objetivo crear conciencia sobre el contexto político y social. Por eso la historia del cine de su país, incluso del latinoamericano, le está separando un lugar, porque es un cine completo, inteligente y hecho con el corazón y la razón.

PROGRAMACIÓN

MARTES, 8 DE NOVIEMBRE DE 2016:

INSTITUTO TECNOLÓGICO METROPOLITANO, ITM

10 am: Master-Class del director mexicano LUIS ESTRADA

TEATRO PABLO TOBÓN URIBE

10 am: La ley de Herodes

2 pm: La dictadura perfecta

4 pm: La ley de Herodes

6:30 pm: El infierno

Conversatorio de Luis Estrada con Víctor Gaviria en torno a su obra

9 pm: Concierto del grupo Porrosivo.

 

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA