El hombre que imaginaba

Por Oswaldo Osorio Image

Casi desapercibidamente está pasando por la ciudad la película En busca de nunca jamás. No es que se trate de una obra maestra, pero sí es un filme mucho más valioso que todo ese montón de nada que llena las carteleras, pues el público de Medellín (ese que dicta qué películas traer y cuánto se quedan) parece que ya eligió el cine de su gusto: acción pirotécnica, horror de repetidas fórmulas y comedia ligera. Los exhibidores, por su parte, satisfacen este gusto y le sacan provecho.

Aunque se trata de una discreta película en la historia que plantea y la forma en que la recrea, es una cinta cargada de sentido, el mismo que trasmite a fuerza de lograr un cierto tono en la historia, los personajes y el relato, un tono que es muy difícil de conseguir, pues resulta emotiva sin caer en la sensiblería, es sutil en la idea que plantea sin negarle la vistosidad a los recursos que usa para ello y es verosímil sin sacrificar ese juego entre la realidad y la fantasía, que es precisamente su principal objetivo y su mayor virtud.

Las decisiones de un actor

La película, además, cuenta con la presencia de Johnny Depp, un actor que, como pocos, bien vale la pena detenerse en su carrera, y que esta película sirva de excusa. Antes que todo habría que decir que no es una estrella de Hollywood, al menos no en el sentido convencional y lleno de limitaciones del tipo Tom Cruise o Brad Pitt. Lo primero que lo diferencia de esa clase de estrellas es, justamente, esa característica que distingue a todo gran actor: que es él quien elige sus papeles y no como ocurre con las estrellas, que los papeles los eligen a ellos de acuerdo con el estereotipo en el que se han encasillado.

Su primera sabia decisión en este sentido fue abandonar su “cómodo” estatus de ídolo juvenil y mediático ganado con la serie 21 Jumpstreet y aceptar trabajar en los “extraños” proyectos de John Waters y Tim Burton. Así mismo, rechazó protagonizar películas como Máxima velocidad, Entrevista con el vampiro y Leyendas de pasión y prefirió otros filmes menos populares pero detrás de los cuales había directores como Jim Jarmush, Emir Kusturica, Lasse Halström o Terry William.

Estas decisiones le permitieron realizarse realmente como actor y no repetirse personaje tras personaje. Es por eso que difícilmente una interpretación suya se parece a otra, lo cual le ha permitido desarrollar y dar cuenta de una versatilidad no exenta de ingenio, ese mismo por el que se le ocurrió la bizarra idea de basar su caracterización de un capitán pirata en el rockero más auténtico de todos, Keith Richards, guitarra de los Rolling Stones. El resultado de esta mezcla es memorable.

Realidad y fantasía

En busca de nunca jamás está basada en la vida de James M. Barrie, escritor inglés de principio del siglo XX y autor de Peter Pan. Pero más que una película biográfica tipo Ray, de esas en las que se especializa el cine de Hollywood, muy bien armadas pero sin brillo alguno, ésta es una película que toma sólo una parte de la vida de este hombre, justo donde puede estar la esencia de su personalidad, y la desarrolla a manera de tesis.

Esa tesis podría ser la visión del mundo de un escritor y la forma en que ésta se traduce en su obra, y a partir de ella se ponen en juego asuntos como las fuentes de inspiración y la relación entre realidad y fantasía, no sólo dentro de un texto literario sino en la vida misma. Porque así como en su obra, Barrie cifra su vida en el poder de la imaginación y en creer que la fantasía puede transformar la cotidianidad y la actitud ante el mundo. El director consigue hablar de esto sin ser empalagoso, sino más bien emotivo y divertido, a pesar del contexto dramático en que se desarrollan los hechos.

Johnny Depp
Filmografía esencial
2005 Charlie y la fábrica de Chocolate
2003 Piratas del Caribe
2001 Soplo 
1999 La leyenda del jinete sin cabeza
1998 Miedo y asco en Las Vegas  
1997 Brasco  
1997 The Brave  (actor y director) 
1995 Encima de la hora
1995 Hombre muerto  
1995 Don Juan DeMarco
1994 Ed Wood  
1993 What's Eating Gilbert Grape  
1993 Arizona Dream   
1993 Benny & Joon  
1990 Cry-Baby  
1990 El joven manos de tijera

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA