El malestar del amor

Oswaldo Osorio

La película Timer (Jac Schaeffer, 2009) es sobre un dispositivo que le dice a la gente cuánto tiempo le falta para encontrar el amor de su vida. Hay quienes no se lo instalan porque no quieren saberlo y hay otros que su reloj puede decir que faltan hasta diez años. Isabelle, la protagonista de esta película, quisiera tener este dispositivo, pero a falta de él, su vida es una constante y errática búsqueda del amor verdadero, además, el hecho de ser mayor de cincuenta años, hace más complicada y angustiante esta búsqueda.

Isabelle, interpretada con la convicción que siempre demuestra la sólida Juliette Binoche, es una artista divorciada y con una hija de 10 años, sin embargo, ni su oficio ni la existencia de la niña hacen parte de la ecuación que Claire Denis plantea para hablar de la vida amorosa de esta mujer. Parece que no le interesaba explorar esos componentes de su vida y se concentró solamente en su esencia individual con respecto al amor y a las relaciones amorosas.

Su propuesta narrativa casi que no podía ser otra que un “talkie”, un relato basado casi enteramente en los diálogos. Además, unos diálogos concentrados casi por completo en las cuestiones amorosas de Isabelle, por lo que por momentos puede ser una película densa y hasta monótona, que exige buena disposición y conexión del espectador con el tema y el personaje.

Pero esa filigrana del amor y las relaciones afectivas y sexuales es desarrollada aquí en detalle y ofreciendo distintas variables, tantas como parejas tuvo Isabelle a lo largo de la historia (que comprende un par de años) y que fueron unas cinco. Pero el común denominador siempre es la incomodidad y el malestar. Solo al inicio de las relaciones parece no tener cabida estos sentimientos adversos, pero pronto y poco a poco, se van desatando los amarres de la relación y poniendo en entredicho la conformidad con ellas, y llegan las dudas, y los reproches, y aparecen los defectos mutuos y el principio del fin.

Y no es que se trate de una mujer histérica e insoportable, al contrario, es una mujer inteligente, bella y cálida, tal vez no con un sol interior como lo anuncia el título, pero es lo que se podría llamar un buen partido. El punto de esto es que la idea no era presentar a una mujer muy particular y cargada de conflictos, sino a una como las hay muchas, incluso con bastantes virtudes. Y aun así, el amor y las dificultades de las relaciones afectivas parecen complicar cualquier vida.

Pero, por otra parte, qué sería de la vida sin las complicaciones del amor. En Timer, a un par de adolescentes su dispositivo les dice que son el uno para el otro hasta el fin de sus días. Esa falta de incertidumbre con el amor sería la antípoda de lo que vive Isabelle, y cuál de las dos situaciones más difícil de afrontar y sobrellevar.  

Publicado el 15 de julio de 2018 en el periódico El Colombiano de Medellín.

TRÁILER

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA