El balance de Un año

Por Oswaldo Osorio

Ante el optimismo que actualmente hay frente al cine colombiano, es indispensable que se propicien espacios en torno a él. La decena de películas anuales que en promedio se están estrenando en los últimos años, bien pueden propiciar un diálogo y una reflexión sostenida sobre el cine nacional. El Festival de Cine Colombiano Ciudad de Medellín es ideal en este sentido, pues en él no sólo hay espacio para la exhibición de películas colombianas estrenadas durante el último año, sino que con sus muestras alternas y su nutrida programación académica se hace posible este diálogo, tanto con los espectadores como entre los mismos protagonistas de nuestra cinematografía.

Este evento, que es organizado por la Corporación Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia, en su sexta versión continúa con su política de cine gratis y al aire libre, para que el público en general tenga acceso a un cine que, por más paradójico que parezca, está limitado o negado en su oferta en las salas comerciales. Por eso el público de Medellín tendrá la oportunidad de ver un grupo de películas compuesto por títulos que, en su mayoría, son desconocidas por el público masivo, pero que en su conjunto le toman el pulso al cine nacional e incluso al país mismo. Esas películas son: como Apocalípsur, de Javier Mejía,

Perro come perro, de Carlos Moreno, Buscando a Miguel, de Juan Fisher, Paraíso travel, de Simon Brand, Juana tenía el pelo de oro, Pacho Bottía, Muertos de susto, Harold Trompetero, Entre sábanas, de Gustavo Nieto Roa, Un tigre de papel, de Luis Ospina y El corazón, de Diego García.

Además de esta muestra central, el festival ha programado dos secciones especiales como complemento. La primera tiene que ver con un homenaje que se le hará al actor, guionista y director Pepe Sánchez, quien estará presente en el festival compartiendo con el público en distintos eventos, además de la proyección de algunas de sus películas y capítulos de series televisivas. De otro lado, se realizará una retrospectiva de la obra de los hermanos Sergio y Diego García. Sergio es uno de los más importantes directores de fotografía del país, tanto de cine como de televisión, mientras que Diego ha construido una prolífica y sólida carrera en el documental.

El festival contará con la presencia de estos invitados especiales, también la de los directores de los largometrajes y algunos de los actores participantes (Adriana Arango, Robinson Díaz, Marlon Moreno, entre otros), quienes tendrán contacto con el público a través de charlas y conversatorios. Además, el tema central de las actividades académicas girará en torno al oficio del productor. La reflexión sobre este tema es indispensable en este nuevo ambiente de dinamismo que vive el cine nacional, y el festival está empeñado en que no sólo sea un encuentro para ver el cine colombiano sino también para contribuir con su desarrollo y sus búsquedas.

El festival se llevará a cabo entre el 25 y el 30 de agosto y tendrá múltiples escenarios a lo largo de la ciudad de Medellín, desde las ya tradicionales proyecciones en las estaciones del metro, pasando por los auditorios de las universidades de la ciudad, hasta los parques biblioteca y entidades como el Centro Colombo Americano, MAMM y Biblioteca Pública Piloto. Como todo festival, éste es una fiesta del cine, pero con un especial interés en esa idea de hacer del cine nacional todo lo que éste puede ser: un arte, una industria y un instrumento para entender el país y contribuir a la solución de sus problemas.

Busca en nuestro sitio

RECIBA EN SU CORREO LA CRÍTICA DE LA SEMANA